Estar informado por Email - To be informed by Email

Mostrando entradas con la etiqueta Biología. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Biología. Mostrar todas las entradas

18 de septiembre de 2016

QUE ES LA APICULTURA??? - WHAT IS THE BEEKEEPING ???

La apicultura es la actividad dedicada a la crianza de las abejas y a prestarles los cuidados necesarios con el objetivo de obtener y consumir los productos que son capaces de elaborar y recolectar.


El principal producto que se obtiene de esta actividad es la miel. La miel es un factor de beneficio para los humanos.

QUE ES LA APICULTURA??? - WHAT IS THE BEEKEEPING ???La cría de abejas constituye, en la mayoría de los casos, una actividad (considerada “menor” dentro de la ganadería) complementaria de granja muy remunerativa, que produce importantes ingresos al productor, con sólo dedicarle los momentos libres que le deja su actividad principal.

Ello aparte de su principal función biológica como agente polinizador en diversas plantas de fecundación cruzada (ejemplo en los manzanares).

En cuanto a la función polinizadora de las abejas, conviene señalar que ha cobrado singular importancia en el mejoramiento cualitativo y cuantitativo de diversos frutos y semillas.

El cultivo similar de otras abejas productoras de miel (melipónidos) se denomina meliponicultura. La vespicultura es la explotación de las escasas especies de avispas mielíferas.

El apicultor es la persona que practica la apicultura.

Son diversas las actividades que desarrolla el apicultor, durante la primavera y verano normalmente trabaja con las abejas realizando trabajos de control de población y extracción de la miel, pero durante el invierno o estación de receso, el trabajo consiste en la preparación del material de madera, para la temporada que viene en donde alojará las nuevas familias, así como advertir posibles enfermedades o plagas de las poblaciones de abejas para poder tratarlas a tiempo.

Historia:
El uso de la cera de abejas se remonta a la era de piedra según estudios realizados sobre restos de objetos de cerámica en más de 150 sitios arqueológicos en Europa, en regiones por debajo del paralelo 57 (es decir, excluyendo Escocia y Fennoscandia).

Pintura rupestre de las cuevas de la Araña en Bicorp: Individuo recolectando panales. Declarada por la Unesco en 1998: Patrimonio de la Humanidad.

En las pinturas rupestres del mesolítico presentes en la Cueva de la Araña, en Bicorp (Valencia),
En las pinturas rupestres del mesolítico presentes en la Cueva de la Araña, en Bicorp (Valencia), proliferan escenas de la recolección de la miel, si bien es difícil determinar su origen, se calcula que estas pinturas podrían datar entre 7.000 y 8.000 años de antigüedad. En el Mesolítico 10.000 a 5.000 años adC, el hombre comienza la recolección de miel de colmenas silvestres y en el Neolítico cuando aprendió a controlar las abejas y enjambres.

Existen datos históricos que señalan la existencia de prácticas apícolas en el periodo predinástico de Egipto, trasladando sus colmenas en embarcaciones a lo largo del río Nilo. Hay papiros que datan del año 2400 a. C. donde podemos observar la práctica.

Los griegos, que fundan Éfeso en el año 1100-1000 a. C. en el Asia menor en la Anatolia hoy Turquía, veneraron la apicultura dado que la DiosaArtemisa (después Diana para los romanos) era representada en las monedas2 con el cuño de una abeja en los años 480 a. C. En la Tracia también fue muy común acuñar monedas con una abeja. Los romanos, también practicaron la apicultura y en general heredaron las prácticas helénicas e hicieron de ellas un objeto de culto. Los poetas geórgicos dedicaron obras a la descripción de los instintos, costumbres, inteligencia de las abejas y a la explotación racional de estos animales que nunca dejaron de sorprenderlos. En general, siempre en los relatos de las sociedades más avanzadas de todas las épocas, se han encontrado vestigios del conocimiento de las abejas y de la explotación racional de la miel y la cera.

La apicultura moderna comienza con la creación de los panales y los cuadros móviles, en virtud que no destruyen los mismos al realizar la cosecha de miel, las hojas de cera estampada y los extractores mecánicos, alcanzando su apogeo a fines del siglo XIX y a principios del siglo XX gracias a los trabajos de estudiosos como Arturo Wulfrath Brockhoff, Huber, Dzierzon, Quimby, Langstroth, Hermano Adán, Fabre, Hoffman, Miller, Alley,Doolittle, De Hruschka, Mehring, Root, Munn, Miner, Harbison, Wolf, Phillips, Smith, Dadant, Fabre y Farrar, Georges de Layens.

Panal con obreras y larvas, durante la revisión por parte de un apicultor.
Panal con obreras y larvas, durante la revisión por parte de un apicultor.

Habitantes de una colmena.
Las abejas son insectos sociables que siempre viven agrupados en la colmena. En una colmena hay tres tipos de abejas: abeja reina, abeja obrera y zángano, en función de la alimentación que suministren las abejas obreras a la larva una vez ha eclosionado el huevo.

Habitantes de una colmena.
La reina.
La abeja reina tiene como función poner huevos de los que sale el resto de habitantes de la colmena, es de tamaño más grande que la abeja obrera, abdomen más alargado y con alas más cortas. Otra de sus funciones es la de segregar una feromona que mantiene unidos a todos los habitantes de la colmena. La producción de esta feromona disminuirá con la edad de la abeja, cesando en torno a los 4 años.

Una vez eclosionado el huevo, la larva será alimentada durante todo su ciclo con jalea real preparada por las abejas obreras. El huevo del que parte la reina se sitúa en una celdilla que las abejas obreras transforman para darle una forma y tamaño adecuado, llamándose realera.

Abeja obrera
Las abejas obreras cuentan con un gran número de efectivos en la colmena (20.000-60.000). Una vez que la larva sale del huevo, sólo recibirán jalea real durante 2 días y medio y luego será alimentada por una masa de miel, polen y agua.

La abeja obrera se desarrolla durante un periodo de 21 días, sucediéndose 3 fases: huevo (3 días), larva (6 días) y ninfa (12 días).

Una vez alcanzado el estado adulto, desarrolla diferentes trabajos en la colmena en función de su edad: los 3 primeros días limpian las celdillas, los 6 siguientes días segregan la jalea real con las glándulas que tienen en la cabeza alimentado a las larvas y también a la reina, mantienen la temperatura y humedad del nido ventilando la colmena si es necesario, y acompañan a la reina, preparan pan de abeja para alimentar a las larvas después de su tercer día de vida, segregan cera con sus glándulas especiales en la parte externa del abdomen, segmentos 4 al 7 en los llamados espejos de la cera que son unas superficies muy pulimentadas sobre las cuales se sitúan 4 pares de glándulas productoras de cera, elaboran el néctar traído de las flores reduciendo la humedad para convertirlo en miel, construyen los panales tanto para criar nuevas abejas como para almacenar miel y construirán las celdas reales para que nazcan nuevas reinas y pueda la colonia enjambrar o renovar su reina demasiado vieja o con alguna tara.

Cuando cuentan con una edad de 19 a 20 días, vigilan la colmena para que no entren otros insectos y a partir de los 21 días salen al campo en busca de polen, néctar y resinas. El polen es depositado en una especie de canastillas a los lados de las patas traseras y el néctar en un buche previo al intestino. Con las resinas de los árboles elaboran el propóleo.

El zángano
Los zánganos nacen de un huevo sin fecundar puesto por la reina (partenogénesis) y reciben jalea real durante tres días, después pan de abeja como las obreras. Requieren 24 días para alcanzar el estado de adulto, pasando por tres fases: huevo (3 días), larva (5 días y medio) y ninfa (15 días y medio). Tienen como función fecundar a la abeja reina y dar calor a la cría, aunque están muchas horas en el campo y son las obreras las que mantiene la humedad y temperatura adecuados. Viven solo en primavera y verano, no tienen aguijón por lo que no colaboran en la defensa de la colmena y no recolectan néctar ni elaboran miel. A diferencia de las obreras o la reina, los zánganos con frecuencia entran libremente en colmenas a las que no pertenecen. Este comportamiento es clave para posibilitar el intercambio genético entre distintas colonias; sin embargo también convierte a los machos en vectores de transmisión de parásitos y enfermedades.

En las colonias desorganizadas algunas obreras activan sus atrofiados ovarios y depositan varios huevos en cada celdilla de donde nacerán zánganos de menor tamaño que sus hermanos.

BENEFICIOS QUE PRODUCE LA APICULTURA

Los beneficios podemos clasificarlos en directos e indirectos:

Directos: miel, cera, polen, jalea real, veneno, propóleos, núcleos, enjambres y subproductos, en su mayoría derivados de la miel: vino de miel, hidromel, vinagre de miel, licores, arrope, dulces, aplicación en repostería, caramelos, etc.

El polen es depositado en una especie de canastillas a los lados de las patas traseras

Indirectos: consiste en la polinización por las obreras pecoreadoras, de multitud de flores de plantas que solamente se polinizan y producen frutos y semillas con intervención de los insectos, entre los cuales se incluye en primer lugar la abeja doméstica (Apis mellifera).

 English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

11 de agosto de 2016

LA MARAVILLOSA ABEJA DE RAYAS AZULES - THE MARVELOUS BEE BANDED BLUE.

La Amegilla Cingulata , comúnmente conocida como la abeja de rayas azules , es una abeja de la Familia Apidae nativa de Australia.
LA MARAVILLOSA ABEJA DE RAYAS AZULES - THE MARVELOUS BEE BANDED BLUE.
Actualmente, varias organizaciones científicas están llevando a cabo investigaciones sobre cómo la abeja de rayas azules beneficia a la agricultura a través de su distintiva "polinización por vibración". Estas abejas son muy importantes para la producción de alimentos y contribuyen a por lo menos el 30% de los cultivos en Australia.
LA MARAVILLOSA ABEJA DE RAYAS AZULES - THE MARVELOUS BEE BANDED BLUE.
La A. Cingulata tiene un aspecto muy sorprendente, similar a varias otras especies de Amegilla. 

A diferencia de las abejas de miel , tiene rayas azules opalescentes pálido en su abdomen. 

El macho se distingue por el número de bandas completas, que tienen de cinco a diferencia de las hembras de cuatro. 

En cuanto a tamaño, A. Cingulata puede crecer hasta 10-12 mm.


La A. Cingulata recoge la mayor parte de su néctar de flores de color azul.

LA MARAVILLOSA ABEJA DE RAYAS AZULES - THE MARVELOUS BEE BANDED BLUE.
Construye un nido solitario, pero a menudo cerca de otros congéneres. 

Tienden a anidar en los bancos secos de los ríos, sus nidos son de arcilla y pueden construir entre los ladrillos, pero también pueden enterrarse en arenisca suave y las áreas de este tipo de roca puede llegar a ser plagado de túneles. 

Las celdas al final de los túneles, contienen un huevo con una mezcla de polen / néctar para la comida de larvas.



English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

21 de julio de 2016

Los pájaros salvajes que buscan miel para los hombres - Wild honey birds looking for men.

By: LUCÍA RAMOS AISA @lucildaR

Un tipo de ave ayuda a los humanos a localizar panales; los primeros consiguen miel y ellos, abejas. 
Los pájaros salvajes que buscan miel para los hombres - Wild honey birds looking for men.
La civilización occidental olvidó hace tiempo qué significa vivir en medio de la naturaleza, qué supone necesitar a otras especies animales para comer dulce. Muchos no sabríamos ni encender un fuego con dos piedras.

Pero al norte de Mozambique, como en otras zonas de África, la cooperación entre seres humanos y aves parece no haber cambiado desde hace siglos. Es más, parece haber mejorado.
Los pájaros salvajes que buscan miel para los hombres - Wild honey birds looking for men.
Dos hombres del pueblo Mbamba junto a uno de los pájaros-guía. Claire Spottiswoode

Cuando consiguen entenderse a partir de los sonidos, el ave conduce a los hombres árbol tras árbol en travesías de hasta un kilómetro hasta encontrar un panal,que suele estar escondido en lo alto de las ramas. Una vez encontrado, los hombres se encargan de encender fuego.

El humo generado espanta a gran cantidad de abejas, lo que facilita hacerse con la colmena, aunque algunas aprovechan para clavar su aguijones en la piel humana. Cuando el hombre consigue bajar el panal y lo abre, el nido de abejas se convierte en dos fuentes de energía: los seres humanos disfrutan de la miel y los pájaros ingieren la cera.

UN CASO ÚNICO EN EL MUNDO

A nivel antropológico, lo resaltable de esta relación reside en lo salvaje: el hombre no ha entrenado ni enseñado al pájaro como ha hecho con perros o halcones, sino que se trata de una manera de comunicación y colaboración natural. "Lo remarcable es que implica a animales viviendo en libertad cuyas interacciones con humanos probablemente hayan evolucionado por selección natural a través de cientos de miles de años", declara a EL ESPAÑOL Claire Spottiswoode, una de las autoras del estudio, especialista en la biología evolutiva en la Universidad de Cambridge y en la Universidad de Cape Town.

"Además, la miel es una buena fuente de calorías que se puede obtener legalmente de la naturaleza, ¡y en todo el mundo a la gente le gusta las cosas dulces!", bromeala investigadora.
Los pájaros salvajes que buscan miel para los hombres - Wild honey birds looking for men.
Un hombre obtiene el panal del tronco de un árbol. Claire Spottiswoode

En el mundo animal sólo se ha observado un caso similar de interacción: en algunas costas de Brasil los delfines reúnen manadas de salmonetes en las redes de lospescadores, "pero no se sabe si es mediado por una comunicación recíproca como el caso de los guías de la miel y los humanos en África", aclara Spottiswoode.

"Este tipo de hallazgos son únicos", cuenta a este periódico Laura Jiménez Ortega, profesora de psicobiología en la Universidad Complutense y miembro del Centro Mixto UCM - ISCIII de Evolución y Comportamiento Humanos,"porque es cierto que las relaciones mutualistas y/o simbióticas en las aves con otras especies son relativamente habituales, pero es muy poco frecuente el mutualismo entre animales y seres humanos".

HACIA LO SALVAJE

Spottiswoode relata su trabajo de campo a este diario: "La increíble ayuda de la comunidad de cazadores de miel del pueblo Mbamba en la Reserva Natural de Niassa fue esencial para el estudio. Tuvimos que andar cientos de kilómetros durante la época más calurosa del año. Algunas veces nos encontramos elefantes,búfalos o leones durante el camino, pero afortunadamente los cazadores de miel son muy hábiles ante los animales y saben reaccionar para mantenerse y mantenernos a salvo, así que realmente nunca sentí peligro".
Los pájaros salvajes que buscan miel para los hombres - Wild honey birds looking for men.
Paisaje en la Reserva Natural de Niassa en Mozambique. Claire Spottiswoode

Spottswoode y sus compañeros llevaron a cabo numerosos experimentos en Niassa para entender cómo los pájaros distinguían esa llamada humana de otros sonidos. La "llamada de la caza de miel" consiste en un gorjeo seguido de un breve gruñido. Los investigadores grabaron este sonido junto a otras palabras aleatorias de los cazadores de miel, así como sonidos de otras especies de pájaros.

Al reproducir las grabaciones ante el pájaro-guía, observaron que éste reaccionaba en mayor medida al escuchar el gruñido mencionado: a través de este sonido las probabilidades de ser guiado hasta un nido de abejas incrementaba de un 16% a un 54%.

Pero cada comunidad humana y aviar tiene sus modos. En el norte de Tanzania, el investigador Brian Wood registró que el sonido que emitían los hombres de la tribu Hadza (cuya dieta se compone de miel en un 20%) para reclamar a los pájaros era un silbido.

En base a esto, Spottiswood deja una puerta abierta acerca de los pasos que hay que seguir a partir de ahora: "Nos gustaría saber cómo el comportamiento de los guías de miel y la cultura humana han evolucionado entre los diferentes casos que dan por toda África. El primer paso será saber de qué manera los pájaros adquieren el conocimiento de las señales de sus colaboradores".
Los pájaros salvajes que buscan miel para los hombres - Wild honey birds looking for men.
Un hombre ante un fuego como parte del proceso de colaboración. Claire Spottiswoode

"Nosotros elegimos Mozambique porque la Reserva Nacional de Niassa es un increíble desierto donde la gente coexiste con la vida salvaje", explica la bióloga. "Rutinariamente cooperan con los guías de la miel. Este tipo de interacciones persisten en muchas partes de África precisamente porque siguen conviviendo con lo salvaje".

LA SIMILITUD ENTRE EL CEREBRO DE UN AVE Y EL DE UN HUMANO

"Para cantar, las aves utilizan unas estructuras del cerebro determinadas muy similares a áreas lingüísticas del cerebro humano, lo que implica que tienen una gran capacidad para asignar un significado a los sonidos. Hoy en día, de hecho, se considera que el cerebro de las aves es muy similar al de los seres humanos en cuanto a estructura y función", declara Jiménez Ortega, especialista en etología (estudio del comportamiento humano y animal) de aves.
Los pájaros salvajes que buscan miel para los hombres - Wild honey birds looking for men.
Imagen del pájaro guía de la miel Claire Spottiswoode

La investigación sobre aves actualmente se focaliza en el cerebro y en las capacidades cognitivas, incluyendo la metacognición, "la consciencia de lo que uno sabe y lo que otros saben. Los humanos sabemos que tal persona no sabe algo, pero los animales también: saben ponerse en el lugar del otro y adivinar lo que sabe y lo que no", explica Jiménez Ortega.

En primates se han realizado experimentos que prueban dicha capacidad intelectual: un primer experimentador coloca comida en un lugar delante de un chimpancé. El investigador sale y entra un segundo experimentador que cambia la comida de lugar. Cuando regresa el primer investigador, el chimpancé le indica que han movido la comida, ya que es consciente de que no lo sabe.

"En aves también se han observado indicios similares, aunque es más difícil de probar porque no tienen brazos, pero por ejemplo los Cuervos de Nueva Caledonia presentan un alto nivel en esta capacidad. Lo interesante de esto es que, a partir de dos líneas diferentes de evolución, los mamíferos y las aves presentan estructuras similares con funciones parecidas", concluye Jiménez Ortega.

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified